Saltar al contenido
Aguacates de La Vall de Segó

Como preparar un helado de aguacate clásico.

Ya estamos en verano y aprieta el calor. ¿Quieres un postre de verano?¿Que te parece un helado de aguacate para sofocarlo?.

Ya se puede decir que estamos en tierra de aguacate, y helados tradicionales hay muchos pero si quieres sorprender a propios y extraños tienes que preparar esta receta de helado de aguacate. La palta o avocado le aportará una suavidad y cremosidad extra. Gustará a aquellos menos golosos, ya que aunque el aguacate es una fruta no es muy dulce, pero eso lo puedes corregir añadiendo más azúcar a la mezcla.

Receta de helado de aguacate.

¿Estas preparado-a?. Vamos a ver como hacer un helado cremoso de aguacate.

Helado de aguacate casero.

Paso 1:

Para empezar hay que tener un buen material, y aquí ya sabemos de esto, por lo que los de “Les Valls” podemos conseguir fácilmente los aguacates de La Vall de Segó. El aguacate elegido debe tener la piel firme, pero no dura.

Para averiguar si está en su punto óptimo de maduración puedes consultar este artículo : Aprende aquí como escoger y elegir el aguacate Hass maduro.

helado de aguacate

Paso 2:

Ahora tienes que cortar los aguacates por la mitad, quita el hueso central y vacía los aguacates con una cucharilla. Echa la pulpa en un robot de cocina o en el vaso de la batidora.

Para eso puedes consultar : Como pelar un aguacate de varias maneras.

Paso 3:

Ponemos un limón exprimido, la leche evaporada y el azúcar. El azúcar lo puedes sustituir por leche condensada si eres muy goloso. El aguacate no es una fruta dulce así que si lo quieres muy dulce añade más cantidad de azúcar, pero sin pasarse, ya que el azúcar en exceso no es muy sano. Tritura la mezcla hasta que consigas una crema cremosa y fina de textura.

Paso 4:

Ahora tienes que montar la nata (tiene que estar muy fría para que monte correctamente) y ves incorpórandola lentamente a la crema de aguacate con unas varillas para que no se baje la nata.

Paso 5:

Si por casualidad tienes heladera, el proceso es bastante más sencillo. Introduce la mezcla en la heladera y a mantecar. Lo siguiente es llevarla al congelador durante al menos una hora antes de consumir. Si no tienes heladera, en un recipiente apto para el congelador añade toda la crema de aguacate y a congelar.

IMPORTANTE : Cada cierto tiempo,como dos o tres horas tendrás que mover con fuerza el helado para romper los cristales de hielo que se forman y así obtener un helado cremoso. Con dos o tres veces que realices esta operación puede ser suficiente.

Para la presentación del helado de aguacate.

Puedes utilizar los clásicos moldes de polo para nuestro helado de aguacate pero puedes servirlo en a modo de bolas de helado en platos individuales. También para dejarlo bonito se puede decorar con unas hojitas de hierbabuena y a disfrutar.

Helado de aguacate sin azúcar.

En este postre de verano te vamos a enseñar como hacer un helado de aguacate verde sin azúcar, un helado cremoso y natural.

Ingredientes para cuatro personas.

  • 1-1/2 aguacate.

  • 400ml de leche de coco refrigerada

  • 4 cucharadas de jarabe de agave (O una cucharada de miel).

  • Zumo de 1 lima

  • Coco rallado para la decoración.

Paso 1:

Echar la leche de coco en un recipiente y batirlo hasta que quede cremoso.

Helado de aguacate
Batiendo la leche para que quede cremoso

 

Paso 2:

Corta el aguacate en dos mitades y retira el hueso o semilla con cuidado. Seguidamente saca con una cuchara toda la pulpa verde y introdúcela en un recipiente apto junto con el zumo de lima. Acto seguido con un tenedor machacaremos la pulpa y poco a poco conseguiremos una pasta homogénea.

Con la lima conseguiremos un toque de frescor a nuestro helado.

Paso 3 :

Mezcla el coco cremoso junto con la pasta homogénea que has conseguido con la lima y el aguacate, y ahora finalmente añádele el jarabe de agave o la cucharada de miel, a tu gusto. Todo con una batidora.

El resultado final lo colocas en un vaso o recipiente que puedas cubrir con film transparente y lo metes en la nevera.

Paso 4 :

Revuelve el helado de aguacate unos minutos antes de servir.

Puedes colocarlo en un vaso y adornarlo como quieras. Si tienes moldes de helado, viertelo antes de congelar, ponle palos de madera, coloca el molde en la nevera y a esperar unas 5 horas.

Ingredientes del helado.

Su valor alimenticio y nutritivo depende de los componentes del mismo.

Pero hay que apuntar que será superior al de la leche, que no es poco, ya que es su componente mayoritario. En general, para helados ricos en leche el aporte proteico se puede comparar al de una porción de queso y para los menos ricos en leche a un yogur.

Pero si hablamos de los sorbetes, tienen otras cualidades, basadas en el porcentaje de frutas que contienen, y su contribución es principalmente energética y refrescante.

El helado es una mezcla de distintos ingredientes.

  • Agua

  • Leche y derivados (nata, mantequilla, leche en polvo, etc…)

  • Grasas vegetales

  • Azúcares

  • Frutas y frutos secos.(En este caso aguacate).

  • Huevos y derivados

  • Chocolate, café, cacao y cereales

  • Aditivos (aromas, colorantes, estabilizantes…).

Que nos aporta el helado.

Todos ellos juntos nos aportan : proteínas de alto valor biológico, azúcares, grasas de origen lácteo o vegetal, vitaminas liposolubles, vitaminas hidrosolubles y sales minerales.

Las proteínas de alto valor biológico son llamadas así porque contienen todos los aminoácidos esenciales, principalmente los de la leche y a veces del huevo.

helado de aguacate

Son las albúminas y las globulinas. Tienen función estabilizadora en el helado y en nuestro organismo intervienen en la formación de todas las estructuras, funciones de defensa y de regulación de funciones metabólicas.

Las proteínas son esenciales en la infancia y adolescencia para cubrir las necesidades del crecimiento. Un gramo de proteína proporciona 4 Kcal. En una alimentación equilibrada, entre un 12-15% de las calorías totales de la ingesta diaria deben proceder de las proteínas.

Vitaminas en el helado cremoso.

  1. Las vitaminas liposolubles, A, D, K y D, que proceden de la nata, leche y huevos.

  2. Las vitaminas hidrosolubles C, B y PP, que proceden de las frutas naturales o sus zumos.

Las vitaminas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo porque intervienen en la regulación de numerosos procesos metabólicos.

Minerales en el helado.

Las sales minerales como calcio, magnesio, fósforo, sodio, potasio,… salen de la leche, los zumos, los frutos secos, cereales y cacao. Forman parte de huesos, dientes; de algunos tejidos blandos, como el cerebro; de algunas enzimas, vitaminas y hormonas, y mantienen el equilibrio iónico de las células, siendo vitales para el buen funcionamiento del corazón, por lo que son importantísimas para el organismo.

Es bueno comer helado.

El helado tradicionalmente se ha tomado como postre, pero ya hace tiempo que es más que un capricho veraniego, pues juega un papel importante en la alimentación, desde el punto de vista nutricional, dada la riqueza de sus ingredientes.

Cuando estuve en Alemania, me chocó el que allí la gente consume helado todo el año, incluso tienen máquinas expendedoras por todos los sitios y es normal verlos tomándose un helado por la calle, cosa que aquí en España, que hace un clima propicio para ello, no suele ser así. El helado es un alimento completo, importante en toda dieta variada y equilibrada.

Es un buen complemento dietético.

El helado es un buen complemento de cualquier dieta alimenticia. Por su composición y contenido calórico se adapta perfectamente a la alimentación tanto de verano como de invierno. En verano nadie se resiste a la tentación, ¿y en invierno?.

Porqué comer helado en invierno.

Todos sabemos que en el interior, suele hacer más frío que en la costa, y que la almimentación es diferente. Allí ingieren más calorías y proteínas en forma de embutidos y platos más pesados que en el litoral, porque para combatir el frío se precisa una alimentación diferente, y es ahí donde los helados las aportan de una forma equilibrada y sabrosa. Además, los helados contribuyen a la hidratación, combaten la sequedad de las vías respiratorias, facilitan la digestión y crean una sensación de bienestar. Todas estas características hacen del helado un producto adaptable a todas las edades y dietas. Niños, deportistas y ancianos pueden encontrar en él una forma agradable de alimentarse.

Son una buena opción de postre y merienda para todos los niños, en especial para aquellos que no les gusta la leche.

Una excelente opción para las personas mayores.

Para las personas mayores y con problemas al masticar, también son una excelente opción. Para los deportistas son una fuente rápida de energías y nutrientes.

En general, el helado debe formar parte de nuestra alimentación regularmente, como complemento de una dieta variada.

¿El azúcar es malo en el helado?.

El azúcar del helado es mayoritariamente sacarosa, y es el que nos proporciona gran cantidad de energía. Puede emplearse también miel o jarabe de glucosa. Los azúcares aportan un sabor agradable al helado, fijan los aromas y le dan consistencia. Los azúcares son hidratos de carbono de absorción rápida (es decir, que proporcionan energía instantáneamente al organismo) no es la más recomendada. La glucosa es el combustible del cerebro. Un gramo de hidratos de carbono proporciona 4 Kcal.

Una alimentación saludable.

Cuando hacemos números en una alimentación equilibrada, hablamos de entre el 55-60% de las calorías de la ingesta diaria deben proceder de los hidratos de carbono totales, de los cuales no más de un 10% deben ser azúcares. En el helado, las grasas de origen lácteo o vegetal, mayoritariamente saturadas, hacen que este tenga más calorías para hacerlo más cremoso, dándole cuerpo y sabor. Un gramo de grasa proporciona 9 Kcal.; el doble que proteínas e hidratos de carbono.

La grasa que no se utiliza, se guarda como reserva.

La grasa es una energía de reserva que sino se utiliza se almacena en el organismo. En una alimentación equilibrada, entre el 25-35% de las calorías de la ingesta diaria deben proceder de las grasa totales, de las cuales no más de un 10% deben ser grasas saturadas (procedentes de carne, leche, huevos y de algunos aceites vegetales); otro 10% debe ser grasa monoinsaturada (que en nuestra alimentación mediterránea procede sobretodo del aceite de oliva, el llamado “oro verde”) y por último otro 10% como mínimo ha de ser grasa poliinsaturada (procedente de pescados y aceites de semillas).

Helado light, la gran alternativa.

Hoy cada vez más se mira por conservar la línea y se buscan los helados bajos en calorías.

Así que sustituyendo la leche entera por leche desnatada y no enriqueciendo con nata, se consiguen helados que no superan el 1-2% de grasa. Para endulzarlos se utiliza la fructosa, o azúcar de la fruta, en lugar del azúcar nomal.

Es importante que sean helados ricos en fibra, para conseguir así la consistencia deseada.

Otros artículos que te pueden interesar :

  • Helado de aguacate vegano. Increíble.
  • ¿Cuánto aguacate podemos comer sin que nos haga daño?.
  • Toda la información general sobre el aguacate.

Sólo te pido un favor : Que nos des tu votación y nos ayudes a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en algunos de los botones que verás abajo. Muchas gracias.

J.A. Sáez

 

Como preparar un helado de aguacate clásico.
Valora este artículo

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

العربية简体中文NederlandsEnglishFilipinoFrançaisDeutschItalianoPolskiPortuguêsРусскийEspañolSvenskaTürkçe
error: Contenido protegido !!